viernes, 18 de septiembre de 2009

El poso de café


Aitana Carrasco Inglés

Faktoria K de Libros
Madrid
Colección Quitapenas

Aquella tediosa tarde, mis pies, decididos a vagar sin rumbo, se detuvieron sin previo aviso. Alcé la vista y apareció claramente ante mis ojos una extraña cafetería que nunca antes había estado allí. Pedí un café, creo recordar, o quizá el café me pidió a mí. El caso es que, tras el último sorbo, caí en él. En el poso de café. El pozo del café...


Conocí a Aitana primero de oídas: había ganado el premio A la Orilla del Viento del FCE y tenía una forma peculiar de ver el mundo, según me dijo mi amigo Juan Carlos. Luego la conocí en persona: ahí estaba la Niña Roja recortando concentrada y pegando. Belén García tomaba también ese taller con Adelchi Galloni en el Instituto Italiano de Cultura en el D.F. y la miraba con admiración mientras me contaba cómo Aitana utilizaba recortes de grabados antiguos y les daba un toque único al convertirlos en su propia ilustración. Pero el día en que hablé con ella y realmente la conocí (la tercera es la vencida) fue una noche antes a su partida (ironías de la vida).

Casualmente El poso de café es justo el resultado de ese taller de Adelchi Galloni, de ese ingenio del que me hablaba Juan Carlos y de la maestría que reconocía Belén. Y bueno, este post viene como consecuencia de que por fortuna la haya conocido a tiempo antes de irse, y del gran cariño y admiración que nació luego de esos tres encuentros y de cada encuentro que vuelve a aparecer cuando me encuentro con un nuevo libro de la Niña Roja.


¡Ojalá llegue pronto a México!
más de uno ya lo espera...

1 comentario:

aitana dijo...

Ay... querida... me emocioné... qué tonta soy a veces... yo creo que el libro llega pronto, pero bueno, si no es así, y dado que usted me ha dicho que me va a enviar algo, pues yo luego le envío algo a usted... tal vez incluso para que reparta... un beso grande. El placer es mío.