sábado, 12 de septiembre de 2009

El hipo de Lola


texto: Christel Guczka
ilustraciones: Aitana Carrasco Inglés

LIBRO ILUSTRADO
Primera edición: 2009
Ediciones SM
Colección El Barco de Vapor - Los Piratas


Desde que Lola nació ha sido una niña muy sensible, dicen sus papás, extraña, comentan sus amigos; insoportable, piensa su hermano. Y es que Lola llora por todo


Primera impresión
Conocí a Lola en el blog de Aitana Carrasco. Con el antecedente del personaje de Salvavidas, me llamó la atención esta niña que no podía controlar su hipo. Meses más tarde, entré a tomar un diplomado en SM y conocí a Christel, la escritora. Me gustó la coincidencia, le tomé una foto a Christel sosteniendo su libro y, tan pronto llegué a mi casa, se la envié por mail a Aitana. Tuve que esperar varios meses para encontrar el libro. Las tres son mujeres que vale mucho la pena conocer. Por la vista nace el amor y ese primer encuentro con Lola me llenó de curiosidad para ver por qué esta niña causaba tantos estragos con cada hipo que tenía.

Las ilustraciones de Aitana siempre tienen un toque muy entrañable, como si la conocieras a través de sus escenarios, de esa técnica de collage, un gran colorido y personajes divirtiéndose, además del juego de incluir en su ilustración el mismo libro de Lola que tenemos en las manos abierto dentro de la ilustración. Así Aitana nos transporta a algo así como una cuarta dimensión.

Reseña
Lola es una niña que no conoce las medias tintas: cuando llora, lo hace a todo lo que da, cuando le da hipo, éste se siente en toda la cuadra, imagínate cuando se ríe o cuando se enoja... Lola es, lo que podríamos llamar, una niña apasionada y que se hace sentir. Basta que uno la conozca para confirmarlo.

Opinión
Los personajes y situaciones presentados en El hipo de Lola utilizan la exageración como recurso cómico y poético. Lola es lo que hace y, sobre todo, lo que siente, y por eso no puede pasar desapercibida para nadie: padres, hermano, mascotas o el mismo lector. Christel tiene una forma muy efectiva y verosímil de presentar esos sentimientos incontenibles de los niños: cuando aún no saben controlar lo que sienten y sus impulsos los superan. No existe lo bueno o lo malo, sólo lo que se siente y uno a uno, Lola prueba cada sentimiento hasta que consigue dominarlo y, por ende, dominarse a sí misma.

1 comentario:

aitana dijo...

oh... gracias por la crítica, señorita Habril... oye vi que andas leyendo "el curioso incidente del perro a medianoche"... uffff... qué gran libro... me encanta ese libro.